V Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B

January 31, 2018

VÁMONOS A PREDICAR | Mc 1, 29-39

 

      La suegra de Simón Pedro está enferma y Jesús va a su casa a sanarla. El relato está cargado de detalles: Jesús tiende su mano, la mujer que ha sido sanada de inmediato se pone a servir, la noticia corre y todos los posesos y enfermos acuden a Jesús que libera y sana a muchos de ellos (aunque no deja que revelen quién es él realmente). Muy temprano en la mañana, Jesús se retira a orar solo, medita, discierne... y ante la solicitud de los discípulos de permanecer allí, pues todos lo buscan, Jesús dice: "Vámonos a predicar a otro lugar". 

 

     El anuncio la Buena Noticia no es para para vivir de su renta, disfrutando de las glorias y los beneficios que da la gratitud de quienes han sido tocados por la fuerza sanadora de Jesús, sino para que se extienda el reinado en todas partes. Es una tarea inacabada que requiere la fatiga de los seguidores del Señor.

 

    Jesús no se queda esperando que la gente vaya a buscarlo, no le interesa que quienes ya saben de él vayan a reverenciarlo. Él va por quienes desconocen que el reino ha llegado en su persona, va a sus casas y les tiende su mano. Con frecuencia, al anochecer del día, cuando las cosas se ponen difíciles, muchos vendrán a ti a pedir que les tiendas la mano. El Evangelio nos invita, no solo a tenderla y ayudar, sino a ir por los que no conocen la salvación en Jesús.

 

   Los sanados, por su parte, igual que la suegra de Pedro, son llamados a servir y a ser testigos del poder sanador del Señor.

 

 

VÁMONOS A PREDICAR

Música y letra:  Javier Brú

 

Poco después de salir de la sinagoga Jesús con los suyos

fue a la casa de Simón y de Andrés con Santiago y con Juan

“Pobre suegra de Simón, en cama y con fiebre” ellos le comentaron

Él la tomó de la mano y ya sana se puso a servir.

Y cuando se puso el sol, todos los posesos y enfermos del pueblo

fueron llevados a Él y a muchos sanó y liberó.

A la madrugada siguiente lo hallaron orando a solas en un campo

le dicen “Todos te buscan”, a lo que Jesús respondió:

 

Vámonos a predicar a otros pueblos y aldeas

pues para eso he venido, a anunciar la Buena Nueva (BIS)

 

Como en aquel tiempo, hoy también Jesús sana y obra en la vida corriente,

va a los hogares y gentes que tienen su fe puesta en Él.

No temas ir a anunciar a todos los pueblos su Buena Noticia.

Cristo es a quien todos buscan mas pocos conocen de Él.

Y cuando se ponga el sol, recuerda que muchos vendrán a tu encuentro.

Ten bien dispuesta tu casa, tu Iglesia o tu comunidad.

Acércate los que sufren, no temas brindar tu mano a los que piden;

ayuda a que se levanten y luchen por su dignidad.

 

 

OTROS CANTOS RELACIONADOS:

 

Toda la Tierra - O. Rodríguez / R. Zelada (Cuba)

Camino, Verdad y Vida  - A. Fernández / M. Menéndez (Cuba)

Mi Dios eres Tú (Salmo 138) - N. Almagro (Cuba)

Grita Profeta - E. V. Mateu (España)

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas recientes

April 28, 2018