Cantos de la Buena Noticia

para el Tiempo Ordinario A

Y en ése Día

Jn 1,35-42

En aquel tiempo, vio Juan el Bautista a Jesús, que venía hacia él, y exclamó: "Éste es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo. Éste es aquel de quien yo he dicho: 'El que viene después de mí, tiene precedencia sobre mí, porque ya existía antes que yo"..

Pescadores de Hombres

Mt 4,12-23; Mc 1,14-20

Pasando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés, que eran pescadores y estaban echando el copo en el lago. Jesús les dijo: —«Venid conmigo y os haré pescadores de hombres.» Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.

Bienaventurados

Mt 5, 1-12

En aquel tiempo, cuando Jesús vio a la muchedumbre, subió al monte y se sentó. Entonces se le acercaron sus discípulos. Enseguida comenzó a enseñarles, hablándoles así "Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos..

Ustedes son la Sal de la Tierra

Mt 5, 13-16

Ustedes son la sal de la tierra. Si la sal se vuelve insípida, ¿con qué se le devolverá el sabor? Ya no sirve para nada y se tira a la calle para que la pise la gente. Ustedes son la luz del mundo. 

No he Venido a Abolir la Ley

Mt 5, 17-37

No crean que he venido a abolir la ley o los profetas; no he venido a abolirlos, sino a darles plenitud. Yo les aseguro que antes se acabarán el cielo y la tierra, que deje de cumplirse hasta la más pequeña letra o coma de la ley

Nada Especial

Mt 5, 38-48

si ustedes aman a los que los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen eso mismo los publicanos? Y si saludan tan sólo a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen eso mismo los paganos?

Pendiente

Mc 1,21-28

En aquel tiempo, vio Juan el Bautista a Jesús, que venía hacia él, y exclamó: "Éste es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo. Éste es aquel de quien yo he dicho: 'El que viene después de mí, tiene precedencia sobre mí, porque ya existía antes que yo"..

Pendiente

Mc 1,21-28

En aquel tiempo, vio Juan el Bautista a Jesús, que venía hacia él, y exclamó: "Éste es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo. Éste es aquel de quien yo he dicho: 'El que viene después de mí, tiene precedencia sobre mí, porque ya existía antes que yo"..

Pendiente

Mc 3,20-35

Yo les aseguro que a los hombres se les perdonarán todos sus pecados y todas sus blasfemias. Pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo nunca tendrá perdón; será reo de un pecado eterno”. Jesús dijo esto, porque lo acusaban de estar poseído por un espíritu inmundo.

Pendiente

Mc 4,26-34

El reino de Dios se parece a un hombre que echa simiente en la tierra. Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra va produciendo la cosecha ella sola.

No Hay que Temer

Mt 10, 26-33

No tengan miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Teman, más bien, a quien puede arrojar al lugar de castigo el alma y el cuerpo

Quien Pierde su Vida

Mt 10, 37-42

El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y me sigue, no es digno de mí. El que salve su vida la perderá y el que la pierda por mí, la salvará..                         

Vengan a Mí

Mt 11, 25-30

Vengan a mí, todos los que están fatigados y agobiados por la carga y yo les daré alivio. Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso, porque mi yugo es suave y mi carga, ligera.                         

El Sembrador

Mt 13, 1-23

He aquí, el sembrador salió a sembrar.  Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino... Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra;...   Y parte cayó entre espinos...   Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno

Trigo y Cizaña

Mt 13, 24-43

El Reino de los cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras los trabajadores dormían, llegó un enemigo del dueño, sembró cizaña entre el trigo y se marchó.

Como Tesoro Escondido

Mt 13, 44-52

El reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo.

Yo Soy el Pan de Vida

Jn 6,24-35

"Porque el pan de Dios es el que baja del cielo y da vida al mundo.» Entonces le dijeron: «Señor, danos siempre de este pan.» Jesús les contestó:  «Yo soy el pan de vida. El que viene a mí no pasará hambre, y el que cree en mí nunca pasará sed

Para Darle vida al Mundo

Jn 6,41-52

Nadie puede venir a mí si el Padre que me ha enviado no lo atrae; y yo lo resucitaré el último día. Está escrito en los profetas: Todo el que escucha al Padre y aprende, viene a mí. No es que alguien haya visto al Padre; sino aquel que ha venido de Dios, ése ha visto al Padre

Verdadera Comida

Jn 6,51-59

Discutían entre sí los judíos y decían:  ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?” Jesús les dijo:   "En verdad, en verdad os digo:  si no coméis la carne del Hijo del hombre,  y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros

A Quién Vamos a Acudir

Jn 6,60-69

Desde entonces, muchos discípulos suyos  se echaron atrás y no volvieron a ir con él. Entonces Jesús les dijo a los Doce:  «¿También vosotros queréis marcharos?»  Simón Pedro le contestó: «Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo consagrado por Dios

Lo que Sale del Corazón

Mc 7,1-23

Oídme todos y entended.  Nada hay fuera del hombre que, entrando en él,  pueda contaminarle; sino lo que sale, eso es lo que contamina al hombre. Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen las intenciones malas: fornicaciones, robos, asesinatos, adulterios, ….  Todas estas perversidades salen de dentro y contaminan al hombre

Effatá

Mc 7,31-37

Y le presentaron un sordo que, además,  apenas podía hablar; y le piden que le imponga  as manos. Él, apartándolo de la gente a un lado,                      le metió los dedos en los oídos y con la saliva le tocó la lengua. Y, mirando al cielo, suspiró y le dijo: —«Effetá», esto es: «Ábrete.» Y al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y hablaba sin dificultad

Eres Nuestro Señor

Mc 8,27-35

Por el camino, preguntó a sus discípulos:  —«¿Quién dice la gente que soy yo?» Ellos le contestaron: —«Unos, Juan Bautista; otros, Elías; y otros, uno de los profetas.» EL les preguntó: —«Y vosotros, ¿quién decís que soy? Pedro le contestó: —«Tú eres el Mesías.».”

Servidor de Todos

Mc 9,30-37

Si uno quiere ser el primero, sea el último de todos y el servidor de todos”.  Y tomando un niño, le puso en medio de ellos,  le estrechó entre sus brazos y les dijo: “El que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe; y el que me reciba a mí, no me recibe a mí sino a Aquel que me ha enviado

No se lo Impidan

Mc 9,38-48

Maestro, hemos visto a uno que expulsaba  demonios en tu nombre y no viene con nosotros y tratamos de impedírselo porque no venía con nosotros.” Pero Jesús dijo: “No se lo impidáis, pues no hay nadie que obre un milagro invocando mi nombre y que luego sea capaz de hablar mal de mí. Pues el que no está contra nosotros, está por nosotros

Nueva Creación

Mc 10,2-13

Le presentaban unos niños para que los tocara; pero los discípulos les reñían. Más Jesús, al ver esto, se enfadó y les dijo: “Dejad que los niños vengan a mí, no se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el Reino de Dios

Algo Más

Mc 10,17-27

Una cosa te hace falta: anda, cuánto tienes véndelo y dáselo a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo; luego, ven y sígueme.” Pero difícil, abatido por estas palabras, se marchó entristecido, porque tenía muchos bienes

No Saben lo que me Piden

Mc 10,35-35

Sabéis que los que son tenidos como jefes de las naciones, las dominan como señores absolutos  y sus grandes las oprimen con su poder. Pero no ha de ser así entre vosotros, sino que  el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros, será esclavo de todos

El Ciego de Jericó

Mc 10,46-52

El hijo de Timeo (Bartimeo), un mendigo ciego, estaba sentado junto al camino. Al enterarse de que era Jesús de Nazaret, se puso a gritar: “Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí

Amarás al Señor Tu Dios

Mc 12,28-34

«¿Que mandamiento es el primero de todos?» Respondió Jesús:  «El primero es: "Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amaras a¡ Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser." El segundo es este: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo

Esta Pobre Viuda

Mc 12,38-44

: «Os aseguro que esa pobre viuda ha echado en el arca de las ofrendas más que nadie. Porque los demás han echado de lo que les sobra, pero esta, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir.»

Como la Higuera

Mc 13,24-32

Mas por esos días, después de aquella tribulación, el sol se oscurecerá,  la luna no dará su resplandor,  las estrellas irán cayendo del cielo, y las fuerzas que están en los cielos serán sacudidas Y entonces verán al Hijo del hombre que viene entre nubes con gran poder y gloria; entonces enviará a los ángeles y reunirá a sus elegidos

Acuérdate de Mí

Mt 25, 31-46

Jn 18, 33-37

Lc 23, 35-43

“¿Conque tú eres rey?” Jesús le contestó: “Tú lo has dicho. Soy rey. Yo nací y vine al mundo para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz

javieroficial.com © 2017 Página oficial de Javier Brú.

  • YouTube - círculo blanco
  • Facebook Clean
  • White Instagram Icon
  • Twitter Clean
  • Blanco del icono del bebé de CD
  • iTunes - círculo blanco
  • Blanco Icono Amazon
  • Spotify - círculo blanco
  • Blanco Icono Deezer