Cantos de la Buena Noticia

para el Tiempo Ordinario A

Y en ése Día

Jn 1,35-42

En aquel tiempo, vio Juan el Bautista a Jesús, que venía hacia él, y exclamó: "Éste es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo. Éste es aquel de quien yo he dicho: 'El que viene después de mí, tiene precedencia sobre mí, porque ya existía antes que yo"..

Pescadores de Hombres

Mt 4,12-23; Mc 1,14-20

Pasando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés, que eran pescadores y estaban echando el copo en el lago. Jesús les dijo: —«Venid conmigo y os haré pescadores de hombres.» Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.

¿Qué es Esto?

Mc 1,21-28

Todos se preguntaron estupefactos:—«¿Qué es esto? Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen. »Su fama se extendió en seguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea

Vámonos a Predicar

Mc 1,29-39

Simón y sus compañeros fueron y, al encontrarlo, le dijeron:  - «Todo el mundo te busca.» Él les respondió:  - «Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he salido.»  Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando los demonios

Tu Compasión me Salvará

Mc 1,40-45

En aquel tiempo, se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: -«Si quieres, pareces limpiarme.» Sintiendo lástima, extendió la mano y lo tocó, diciendo: —«Quiero: queda limpio.» La lepra se le quitó inmediatamente, y quedó limpio.

Pendiente

Mc 1,21-28

En aquel tiempo, vio Juan el Bautista a Jesús, que venía hacia él, y exclamó: "Éste es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo. Éste es aquel de quien yo he dicho: 'El que viene después de mí, tiene precedencia sobre mí, porque ya existía antes que yo"..

Pendiente

Mc 1,21-28

En aquel tiempo, vio Juan el Bautista a Jesús, que venía hacia él, y exclamó: "Éste es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo. Éste es aquel de quien yo he dicho: 'El que viene después de mí, tiene precedencia sobre mí, porque ya existía antes que yo"..

Pendiente

Mc 1,21-28

En aquel tiempo, vio Juan el Bautista a Jesús, que venía hacia él, y exclamó: "Éste es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo. Éste es aquel de quien yo he dicho: 'El que viene después de mí, tiene precedencia sobre mí, porque ya existía antes que yo"..

Se Ha Vuelto Loco

Mc 3,20-35

Yo les aseguro que a los hombres se les perdonarán todos sus pecados y todas sus blasfemias. Pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo nunca tendrá perdón; será reo de un pecado eterno”. Jesús dijo esto, porque lo acusaban de estar poseído por un espíritu inmundo.

El Reino de Dios

Mc 4,26-34

El reino de Dios se parece a un hombre que echa simiente en la tierra. Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra va produciendo la cosecha ella sola.

Y Dijo al Mar

Mc 4,35-41

De pronto se desató un fuerte viento y las olas se estrellaban contra la barca y la iban llenando de agua. Jesús dormía en la popa, reclinado en un cojín. Lo despertaron y le dijeron: "Maestro, ¿No te importa que nos hundamos?"  Él se despertó, reprendió al viento y dijo al mar "¡Cállate, enmudece!". Entonces el viento cesó y sobrevino una gran calma

Él es Jesús de Nazareth

Mc 5,21-43

“«¿Qué estrépito y qué lloros son éstos? La niña no está muerta, está dormida.» … entro donde estaba la niña, la cogió de la mano y le dijo:  -«Talitha qumi» (que significa: «Contigo hablo, niña, levántate»).  La niña se puso en pie inmediatamente y echó a andar… 

Nadie es Profeta en su Tierra

Mc 6,1-6

¿No es éste el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago y José y Judas y Simón? Y sus hermanas ¿no viven con nosotros aquí?» Y esto les resultaba escandaloso. Jesús les decía: «No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa.

Yo Quiero Vivir como Tú

Mc 6,7-13

Llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan, ni alforja, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no una túnica de repuesto

Como Ovejas sin Pastor

Mc 6,30-34

Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma.

Con Cinco Panes y Dos Peces

Jn 6,1-15

Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y un par de peces; pero, ¿qué es eso para tantos?» Jesús tomó los panes, dijo la acción de gracias y los repartió a los que estaban sentados, y lo mismo todo lo que quisieron del pescado. Cuando se saciaron, dice a sus discípulos:  Recoged los pedazos que han sobrado; que nada se desperdicie

Yo Soy el Pan de Vida

Jn 6,24-35

"Porque el pan de Dios es el que baja del cielo y da vida al mundo.» Entonces le dijeron: «Señor, danos siempre de este pan.» Jesús les contestó:  «Yo soy el pan de vida. El que viene a mí no pasará hambre, y el que cree en mí nunca pasará sed

Para Darle vida al Mundo

Jn 6,41-52

Nadie puede venir a mí si el Padre que me ha enviado no lo atrae; y yo lo resucitaré el último día. Está escrito en los profetas: Todo el que escucha al Padre y aprende, viene a mí. No es que alguien haya visto al Padre; sino aquel que ha venido de Dios, ése ha visto al Padre

Verdadera Comida

Jn 6,51-59

Discutían entre sí los judíos y decían:  ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?” Jesús les dijo:   "En verdad, en verdad os digo:  si no coméis la carne del Hijo del hombre,  y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros

A Quién Vamos a Acudir

Jn 6,60-69

Desde entonces, muchos discípulos suyos  se echaron atrás y no volvieron a ir con él. Entonces Jesús les dijo a los Doce:  «¿También vosotros queréis marcharos?»  Simón Pedro le contestó: «Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo consagrado por Dios

Lo que Sale del Corazón

Mc 7,1-23

Oídme todos y entended.  Nada hay fuera del hombre que, entrando en él,  pueda contaminarle; sino lo que sale, eso es lo que contamina al hombre. Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen las intenciones malas: fornicaciones, robos, asesinatos, adulterios, ….  Todas estas perversidades salen de dentro y contaminan al hombre

Effatá

Mc 7,31-37

Y le presentaron un sordo que, además,  apenas podía hablar; y le piden que le imponga  as manos. Él, apartándolo de la gente a un lado,                      le metió los dedos en los oídos y con la saliva le tocó la lengua. Y, mirando al cielo, suspiró y le dijo: —«Effetá», esto es: «Ábrete.» Y al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y hablaba sin dificultad

Eres Nuestro Señor

Mc 8,27-35

Por el camino, preguntó a sus discípulos:  —«¿Quién dice la gente que soy yo?» Ellos le contestaron: —«Unos, Juan Bautista; otros, Elías; y otros, uno de los profetas.» EL les preguntó: —«Y vosotros, ¿quién decís que soy? Pedro le contestó: —«Tú eres el Mesías.».”

Servidor de Todos

Mc 9,30-37

Si uno quiere ser el primero, sea el último de todos y el servidor de todos”.  Y tomando un niño, le puso en medio de ellos,  le estrechó entre sus brazos y les dijo: “El que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe; y el que me reciba a mí, no me recibe a mí sino a Aquel que me ha enviado

No se lo Impidan

Mc 9,38-48

Maestro, hemos visto a uno que expulsaba  demonios en tu nombre y no viene con nosotros y tratamos de impedírselo porque no venía con nosotros.” Pero Jesús dijo: “No se lo impidáis, pues no hay nadie que obre un milagro invocando mi nombre y que luego sea capaz de hablar mal de mí. Pues el que no está contra nosotros, está por nosotros

Nueva Creación

Mc 10,2-13

Le presentaban unos niños para que los tocara; pero los discípulos les reñían. Más Jesús, al ver esto, se enfadó y les dijo: “Dejad que los niños vengan a mí, no se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el Reino de Dios

Algo Más

Mc 10,17-27

Una cosa te hace falta: anda, cuánto tienes véndelo y dáselo a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo; luego, ven y sígueme.” Pero difícil, abatido por estas palabras, se marchó entristecido, porque tenía muchos bienes

No Saben lo que me Piden

Mc 10,35-35

Sabéis que los que son tenidos como jefes de las naciones, las dominan como señores absolutos  y sus grandes las oprimen con su poder. Pero no ha de ser así entre vosotros, sino que  el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros, será esclavo de todos

El Ciego de Jericó

Mc 10,46-52

El hijo de Timeo (Bartimeo), un mendigo ciego, estaba sentado junto al camino. Al enterarse de que era Jesús de Nazaret, se puso a gritar: “Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí

Amarás al Señor Tu Dios

Mc 12,28-34

«¿Que mandamiento es el primero de todos?» Respondió Jesús:  «El primero es: "Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amaras a¡ Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser." El segundo es este: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo

Esta Pobre Viuda

Mc 12,38-44

: «Os aseguro que esa pobre viuda ha echado en el arca de las ofrendas más que nadie. Porque los demás han echado de lo que les sobra, pero esta, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir.»

Como la Higuera

Mc 13,24-32